TodoAutos

Está aquí: Home Mecánica Mejora tu Auto Mecánica Automotriz ¿En qué consiste y cómo actúa el sistema de frenado ESP?

Mecánica

¿En qué consiste y cómo actúa el sistema de frenado ESP?

El sistema ESP utiliza sensores en el timón, las ruedas y el centro del chasis del auto para que se dirija siempre hacia donde lo necesitamos.

Top 10

El ESP (Electronic Stability Programme) es un sistema de frenado asociado a los conocidos ABS (Antilock Brake System) y EBD (Electronic Brake Distribution). Su mecanismo está presente hoy en muchos automóviles como una ventaja, pues los hace más seguros y maniobrables. Tan útil ha resultado el ESP que la Unión Europea exige desde noviembre del 2011 que los carros que ingresen a sus países miembros cuenten con él.

La principal ventaja del sistema ESP radica en que nos permite evadir obstáculos precisamente cuando más lo necesitamos: a alta velocidad. Así mismo, gracias a su sofisticado mecanismo podemos conducir por curvas sin necesidad de usar los frenos y sin el riesgo que, producto de el movimiento brusco del carro, el timón no nos obedezca. ¿Pero cómo consigue el ESP ofrecer estos beneficios?

Monitoreo permanente

El ESP utiliza parte de los elementos del ABS y añade otros. Este control de estabilidad se sirve de sensores colocados en las ruedas, el centro del chasis y el timón para monitorear el movimiento del vehículo. De esta manera, el ESP puede hacer coincidir el ángulo de giro del vehículo con el del timón, cuando por el exceso de velocidad es complicado o imposible hacer que el auto se mueva para donde queremos.

El mecanismo del ESP recibe las señales de los sensores en el UEC, o unidad electrónica de control, de modo tal que si el ángulo de giro del vehículo no coincide con el del timón, el sistema electro hidráulico presiona el freno de la llanta que hace falta para corregir esta deficiencia. Como resultado tenemos que el automóvil se dirige siempre hacia donde queremos, más aun si lo necesitamos, como es el caso ante un obstáculo inminente al frente.

El sistema de estabilización ESP no exige que usemos los frenos y apenas lo podemos percibir cuando funciona. Además, es capaz de reducir directamente el par del motor como primera medida para estabilizar al vehículo. Cabe subrayar también el valioso aporte de la compensación de frenos delantero/posterior, EBD, y el antibloqueo del ABS para alcanzar esta performance.

Curvas y obstáculos

La actuación del ESP en nuestro vehículo nos permitirá básicamente, como adelantamos líneas arriba, evadir obstáculos que por alguna razón se nos han cruzado en el camino, ya sea un automóvil, un transeúnte, animal o cualquier objeto dejado a su suerte en la ruta. En este preciso caso el ESP hará dos movimientos inmediatos para evitar que derrapemos con nuestro auto o demos vueltas de campana.

La primera acción será, si lo que necesitamos es movernos urgentemente hacia la izquierda, es presionar en cuestión de segundos -o menos- el freno posterior izquierdo para obligar al vehículo a girar según le estamos ordenando con el timón. Por otro lado, el segundo movimiento será, al enderezar el volante, hacer presión instantánea sobre el freno de la rueda delantera izquierda, con el objetivo de estabilizar el auto y evitar que dé vueltas sobre su eje.

Del mismo modo, una combinación similar de acciones se repite cuando queremos conducir por una curva sin usar el freno y sin que el vehículo derrape sobre el camino. La sensación al atravesar esta parte del camino será la de ir conduciendo en línea recta.